Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Puedes leer más sobre nuestra política de cookies.

    

Reportaje GK Recycling: JOLAS

Foto 1

JOLAS Ecodiseña, fabrica e instala parques infantiles, circuitos de gimnasia, circuitos biosaludables y mobiliario urbano de plástico 100% reciclado y reciclable. Valoriza los residuos de envases plásticos urbanos, que en forma de materia prima son incorporados en sus proyectos innovadores. Completando, así, el ciclo de la economía circular.

Breve presentación de la empresa (actividad, localización…):

JOLAS es la marca comercial de los productos de parques infantiles que se fabrican en la empresa Zarauztarra de ELECTRO TALLERES ZARAUZ S.A. Es una marca muy conocida por todos que, durante más de 40 años, ha ofrecido entornos de ocio divertidos y saludables para niños, jóvenes y adultos.

¿Cómo y cuándo nació el proyecto? ¿Qué os animó a orientar vuestra actividad a la economía circular?

En 2017 conocimos al que ha sido nuestro socio idóneo en este proyecto, Hahn Kunstoffe y lo tuvimos claro. Dimos paso al desarrollo de soluciones basadas en material reciclado por responsabilidad social y para contribuir activamente, desde nuestra posición, a un mayor cuidado de nuestro entorno. Al mismo tiempo, declaramos en nuestro plan estratégico la importancia de seguir este camino, si bien, en los últimos dos años el proyecto tomó mayor velocidad. Esta línea que seguimos, además, nos permite diferenciarnos de un sector que había evolucionado hasta disponer de muchas y acreditadas marcas. Hoy en día, la economía circular es el primer signo de identidad en la definición del ADN de JOLAS.

¿Qué tipo de productos hacéis partiendo de la materia prima que utilizáis?

Empleamos perfiles de plástico 100% reciclado para la fabricación de nuestros parques infantiles y mobiliario urbano. Con la reutilización creativa, upcycling, convertimos el residuo plástico en columpios, balancines, estructuras con toboganes con certificación de producto.

¿Cuál es el valor de vuestra organización como proyecto de economía circular? ¿Y cuál es el valor ambiental y social de vuestra organización?

Como antes mencionaba, con la definición del ADN de Jolas, la cultura de empresa está identificada plenamente con la economía circular, y podemos afirmar que ya hemos instalado 432.000Kg de residuos plásticos. Residuos que han sido valorizados en lugar de terminar en vertederos, incineradoras o en la naturaleza. No es la única ventaja puesto que utilizamos una materia prima que al final de su ciclo de vida, puede volver a entrar en el ciclo de fabricación, siendo reciclada y reutilizada.

Tenemos claro que el futuro de Jolas está vinculado plenamente a la economía circular, pero podemos decir que en el presente ya ocupa un lugar predominante. Seguimos fomentando la economía circular del plástico.

JOLAS es una organización de 35 empleados, en su mayoría del País Vasco, que genera riqueza económica y bienestar social en el entorno local, con colaboración entre empresas de la red industrial vasca. Al mismo tiempo, tenemos impacto en el entorno urbano nacional, así como en Francia y Portugal.

¿Qué importancia tiene el I+D+i en vuestra organización?

Una importancia enorme. El camino que hemos tomado nos exige actualizar, constantemente, nuestras fuentes de aprovisionamiento, ecodiseños alternativos, etc. En definitiva, la inteligencia competitiva y, sobre todo, la vigilancia tecnológica son claves para renovarnos constantemente. Debemos ser capaces de trasladarlo a nuestro producto, mejorarlo y certificarlo de acuerdo con las diferentes normativas existentes, siempre respetando criterios de sostenibilidad y circularidad. Por ahora, estamos cumpliendo con nota.

¿Cuáles han sido vuestros principales logros de estos años?

Somos pioneros en el sector empleando perfiles de plástico 100% reciclados y reciclables, con certificación de Ecodiseño UNE EN 14006:2020 y con productos certificados según norma UNE EN 1176-1:2018. El proyecto, tras 4 años, ya está consolidado. Muestra de ello es que ya estamos ganando licitaciones públicas con ofertas de parques de plástico reciclado. Los organismos públicos y las entidades privadas se están sumando a la vía del cuidado de nuestro entorno.

Este, por sí mismo, es el logro principal. Asimismo, estamos contribuyendo activamente a la difusión de todas las posibilidades que se abren con la materia prima que empleamos, sin importarnos que el producto resultante sea fabricado en Jolas o en otro lugar. Creemos que nuestro papel es contribuir a que otros puedan dar pasos en el mismo camino.

¿Qué pensáis que es necesario para que la economía circular se consolide, en general; y en Gipuzkoa, en particular?

Considero que es necesario que se penalicen las actividades que no sean circulares y que se primen las actividades sostenibles. Un ejemplo, puede ser incrementar las tasas de vertidos e incineración.

Para que se consolide la economía circular, las licitaciones públicas deben valorar en sus pliegos las características de sostenibilidad y circularidad de los proyectos ofertados. La difusión de nuestras soluciones u otras con el mismo fin, es fundamental para que el sector privado las conozca de cerca y pueda apreciar sus características frente a materiales tradicionales. Es una realidad y es un compromiso contribuir a ello.

En el futuro no entiendo ninguna economía que no sea circular. Es cuestión de ponerse al día o quedarse descolgado y obsoleto. Por lo tanto, considero que es una necesidad que las empresas y la sociedad cambien de hábitos hacia la sostenibilidad.